Sala Rios Reyna

Fue inaugurada el 19 de abril de 1983, como sede permanente de la Orquesta Sinfónica Venezuela y como sala principal del complejo cultural Teresa Carreño. Cuenta con aforo de unas 2.367 butacas, distribuidas en 24 zonas.


Su escenario, de 900 mts2 de forma semihexagonal, fue diseñado con dimensiones especiales para adecuarse a usos múltiples. Posee un sistema de gatos hidráulicos el cual moviliza tres de las cuatro plataformas y el foso de orquesta, lo que permite la adaptación del escenario a distintos espectáculos. La tramoya se encuentra suspendida en el espacio y sostiene elementos como los techos de la concha acústica, telones, puentes de luces, entre otros

La iluminación es posible gracias a una consola central de iluminación, de 960 circuitos de operaciones computarizada, conformada por dos puentes de luces, pantallas laterales de 24 reflectores, dos tormentos laterales con 24 puntos de iluminación, además de 8 torres para colocar reflectores.

La disposición de las 24 zonas de la sala permite la difusión del sonido por el espacio, generando una acústica adecuada, la cual se apoya en un sistema técnico controlado a través de una consola de sonido. Además, existen un conjunto de cajas de resonancia, un sistema de amplificación (Closter), una serie de "Nubes" o paneles acústicos, los cuales son adaptables a la emisión sonora de cada espectáculo.

Esta sala también cuenta con dispositivos de material absorbente, tales como los enrollados (telas de lana virgen negra) y el sistema de "colmenas" (pequeñas perforaciones) de las butacas, con lo que garantiza la calidad del sonido aún cuando la sala este vacía. Adicionalmente posee un sistema de entrepuertas de material absorbente que evita filtraciones de ruidos externos.

Está aquí: El Teatro Sala Ríos Reyna Sala Rios Reyna